La LOPD 3/2018 y el RGPD. Un año después.

Hace poco más de un año entró en vigor, 5 de diciembre de 2018, entró en vigor la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales, LOPD 3/2018, con nuevos aspectos que afecta tanto a ciudadanos como al sector público y privado. Esta ley nace al amparo del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento General de Protección de Datos -RGPD) por lo que la aplicación se hace manera conjunta.

Los nuevos cambios de la LOPD 3/2018 y el RGPD

Uno de los cambios que ha incluido la LOPD 3/2018 es la figura del Delegado de Protección de Datos obligatoria en aquellas organizaciones que realicen tratamientos de grandes cantidades de datos que necesiten un seguimiento habitual y sistemática por parte de los ciudadanos; o que traten categorías especiales de datos personales; o condenas e infracciones penales, etc. Como recoge la LOPD 3/2018 en su artículo 34, algunas entidades que tienen la obligación de designar a un Delegado de Protección de Datos son: Los colegios profesionales, centros docentes, entidades que exploten redes y presten servicios de comunicaciones electrónicas, prestadores de servicios de la sociedad de la información, entidades financieras, de inversión y de crédito, entidades aseguradoras, eléctricas y gas natural, publicitarias, sanitarias, seguridad privada, etc.

Otros cambios recogidas en la LOPD 3/2018 y en el RGPD:
• La responsabilidad de realizar evaluaciones de impacto sobre la privacidad para determinar los riesgos específicos inherentes al tratamiento de datos de carácter personales y el establecimiento de medidas para aplacar o eliminar dichos riesgos.
• La creación de la “ventanilla única” para las empresas multinacionales.
• La obligación de informar de brechas de seguridad a las autoridades de control tan pronto como sea posible, teniendo como plazo máximo 72 horas.
• Los datos especialmente protegidos o sensibles se amplían incluyendo los datos genéticos y biométricos, así como las infracciones y condenas penales.
• El encargado del tratamiento debe ser alguien que aporte las garantías necesarias para el cumplimiento normativo.
• Garantías adicionales para las transferencias internacionales de datos con mecanismos de seguimiento.
• No es obligatorio inscribir ficheros, estos son sustituidos por un control interno que debe incluir qué datos recoge, con qué fin se tratan, a quién o quiénes se comunican, si se transfieren a terceros países, qué medidas técnicas y organizativas se aplicarán para preservar su seguridad, y cuándo podrán ser suprimidos.
• Las sanciones pueden llegar a un máximo de 20 millones de euros o al 4% del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior.

La ayuda de la Agencia Española de Protección de Datos con la LOPD 3/2018 y el RGPD

Para facilitar la adaptación de la LOPD 3/2018 y del RGPD por parte de las empresas del sector privado, la Agencia Española de Protección de Datos una infografía que se muestra a continuación

Infografía elaborada por la AEPD sobre la adaptación del RGPD y la LOPD 3/2018
Infografía elaborada por la AEPD sobre la adaptación del RGPD.

Y tu empresa, ¿cumple con la LOPD 3/2018 y el RGPD? Si tienes dudas, contacta con dpd y nosotros te ayudamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.